Mónica Córdiba señaló que se está trabajando para que a partir del próximo año los Talleres de Memoria se celebren de manera ininterrumpida, sin descansos en verano.
Los Talleres para la Promoción de la Autonomía y Prevención de la Dependencia de las Personas Mayores comenzaron en abril de 2014. En este curso 2021/22 se imparten catorce talleres: seis en San Roque Ciudad; dos en la zona de Estación y Taraguilla; dos en la zona de Puente Mayorga, Campamento y Guadarranque; dos en Guadiaro y Pueblo Nuevo; uno en San Enrique; y uno en Torreguadiaro. Asisten unas 300 personas mayores de todo el municipio, y Asansull es la entidad que se encarga de los talleres.
Con esta Escuela de Verano se pretende mejorar la calidad de vida y estimular todas las áreas de memoria, el lenguaje, las actividades sensoriales, la atención y concentración, esquema corporal, lectura y escritura, problemas aritméticos, cálculo y gestión del dinero, funciones ejecutivas e instrumentales y actividades de la vida diaria, como forma de mantener por más tiempo activos y ágiles a nuestros mayores.
Están dirigidos a hombres y mujeres mayores de 60 años, con un grado de salud suficiente para vivir de manera autónoma y con capacidad para realizar tareas, que se muestren preocupados por su salud física y mental, y que presenten un interés especial por mejorar los problemas de memoria que puedan empezar a tener.
El colectivo ASANSULL, con el que el Ayuntamiento de San Roque ha suscrito un contrato administrativo, se encarga de impartir los talleres.  Para ello pone a disposición personal técnico propio (terapeutas ocupacionales), además del material específico que se requiere para llevar a cabo las actividades. ASANSULL ha diseñado un gran número de actividades concretas enfocadas a la estimulación cognitiva, prevención de situaciones de riesgos, potenciación de capacidades sensoriales y de atención, entre otras; así como actividades para fomentar pautas saludables de vida.
Los talleres se llevan a cabo gracias a la financiación del propio Ayuntamiento de San Roque y a la colaboración, un año más, de la Fundación Cepsa.